viernes, septiembre 29, 2006

Para el vulgo que lo ve por TV

El otro día una amiga, super literata, de esas con las que uno dice, tengo libros y el 90% está por leerse... comentaba un par de hallazgos. Reposteo su post. Sepan disculpar pero es viernes y estoy con mil cosas a la vez, pero de paso lo dejo para acordarme luego ;)

"7 GRANDES 7 títulos de literatura de temàtica lesbiana o escrita por lesbianas en una misma librería y casi en un mismo estante!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
IMPOSIBLE, verdad? No, es real.
Buenos Aires, librería Yenny de Alto Palermo.
Ultima biblioteca de "NARRATIVA".
Primer estante : Esther Tusquets, Con la miel en los labios (Anagrama)
Renée Vivien, Se me aparareció una mujer (Cobre)
Waters, Afinidad
Segundo estante: Virginia Woolf, Las olas y Tres guineas (Lumen)
Yourcenar, Cuentos orientales y Opus nigrum (Alfaguara)
Y después decimos que no hay oferta de literatura lésbica en la bella Bs As. No creo que este récord pueda ser superado.

Virginia Woolf mantuvo por casi 10 años un apasionado remance con Vita Sakville West. Hasta le dedicó Orlando. Hay tres tomos de cartas "infuocatas" entre ambas y mucha, mucha letra. Vita era lesbiana, Virginia, tenía marido, pero amaba a las mujeres (Ethel Smith y siguen las firmas). Los diarios de Virgina no me dejan mentir. Si le das una mirada al que ve de 1925 a 1930 (tomo 3 de Penguin), es permanente la entrega amorosa a Vita.
Con la miel en los labios, no es de tortas, es de RETORTAS. La histora de amor entre dos chicas. Y Esther Tusquets es... es más torta que yo!!! Calculá la magnitud del hecho.
Tres guineas es un ensayo feminista, no lésbico. Y muy lindo.Y qué mas???
Ah, las Olas es una novela del carajo. Me encanta. No hay lesbianas a la vista, pero sí la sensibilidad genial de la Woolf."

viernes, septiembre 22, 2006

Spring day o FELIZ DIA PIMPOLLO!

Acá me tienen escribiendo al día siguiente del día de la primavera.

Mis compañeritos de trabajo nos regalaron fresias. La muy turra dejó el ramito en la oficina porque no quise hacerlas sufrir con mi derrotero post-office.

Al mediodía me fuí con mis compañeras a comer a EL CLAUSTRO. Un restaurant muy top en medio de la city. Donde se encuentra la iglesia Santa Catalina. Antiguo convento de las carmelitas allá lejos por el 1745. Pobres monjitas... uno recorre los recovecos y no puede hacer la bruta extrapolación del 1745 al 2006. El patio tiene un aljibe y fuente interesantes y una imponente palmera. Podés almorzar por $28 ejecutivamente. Alla quedamos al frescor del mediodía bajo la palmera con copa de tinto en mano para calmar el fresco que nos hacía tiritar un poco. No había más lugar adentro, ufa. El menú arrancó con un bife vivo!!!!. Las verduritas disimulaban el rojo carmesí que delató que el chef estaba algo apurado en sacar los platos. Qué logró????? Que nos trajeran nuevamente nuevos bifes cocidos como la gente. El postre que era frutos rojos, helado de vainilla coronado por un bizcochuelo de chocolate hizo la compensación.
Finalizado mi almuerzo me fui deambular por Florida.
Me metí en CP67 y alcé con 2 ofertas. Un libro es "Introducción a la Arquitectura" de Benevolo. Espero que así lo sea porque me meto en un tema que toco ni de oído. Me interesó porque recorre las diferentes arquitecturas clásicas (griega, helénica, romana, gótica, etc.). Es un poco historia del arte a través de diferentes monumentos que tuve la suerte de conocer y que uno por ahí los vió englobando todo en una misma bolsa. El otro libro, tambien tiene que ver con los viajes. Se llama precisamente "Viaje a través de las arquitecturas" de Muñoz Cosme. Está escrito por un arquitecto recién recibido que quiso estar en el lugar de aquello que había aprendido.
Ambos son 2 ensayos que pintan más que interesantes.
Luego seguí camino y me metí no muy lejos en Yenny y alcé con otro librito. SI! Ataque compulsivo consumista. El libro es nada más ni nada menos que "Aqui comienza el Bridge" de Terence Reese. Suenen trompetas. Suenen CHANES!!! Cómo se me ocurrió meterme con el bridge??? Bueno esto tiene que ver con una amiga que vive en el exterior y la pobre no maneja mucho el mail. Tal es así que prefiere el clásico sobre, estampilla y correo. El medio de comunicación online con ella es el Bridge Database Online. Pero si bien podría estar de chusma, mi amiga me planteó el desafío que lo aprenda. Y ella ni lerda ni perezosa alzó el guante y acá está. Libro en mano. HELP! S.O.S!!!
Por suerte toda esta cultura encuadernada me la llevé enbolsada y me dediqué a seguir relajando mi espíritu. Me fuí al Claridge a encontrarme con mi santa madre. Allá todo es un clima más que agradable, old fashioned, muy british, muy five o'clock, muy muy. Pero soy una adicta a la barra y a su barman. Luego de hacer un alto con un café para darme un poco más de tiempo a mi digestión, arremetí con un exquisito mojito. APLAUSOS para el barman mientras manoteaba un canapecito ;)
Allí casi pernocté hasta que llegó la hora en que me tenía que encontrar para festejar la primavera gashhhh (gay en castellano). Fui a Flux a ver qué onda....... QUE ONDA!?!????? 4 chicos que me miraron medio azorados de ver esta fémina bajar heroicamente las escaleras. Miré mi celular, me hice la que esperaba un mensaje o que lo leí y volví sobre mis pasos. Dios!!! Cuanta movida que tiene a veces Buenos Aires!!!!. Menos mal que me llegó un flyer que a partir de las 7 festejaban el spring day.... se marchitó antes de tiempo. Mis amigas no sé. Bien gracias. Una descompuesta vaya a saber por qué se fue a su casa. La otra llegó media hora más tarde de la media hora más tarde que yo ya había llegado. Yo ya estaba llegando a Palermo y mufadísima por el desencuentro. Ambos celulares de mis amigas con contestador. Una sin señal la otra olvidado en su casa. Finalmente nos hablamos pero ya estabamos más que desintonizadas. Yo ya no tuve ganas de salir. Y aquí estoy... picando una aceitunitas y quesito. Todo el año es primavera.

miércoles, septiembre 20, 2006

Buenos Aires me mata pero la amo igual

El otro fin de semana, sol espectacular, amigos bajo el sol y miles de desconocidos alrededor mío en Peru Beach. Todos queríamos un café, un jugo, un tostado, algo que nos permitiera relajarnos.
Un mozo se paseaba con mucha onda por el deck del bar para desconcentración de mi amigo mío. Las servilletitas volaban y junto a ellas tambien alguna que otra lechuga de hamburguesa que nunca fue a la mesa de su comensal.
El sol comenzaba a bajar y pintó la fresquita. Mi amiga pidió una lágrima. Realmente daba para llorar porque la taza parece que jamás había sido tocada por una gota de detergente. El mozo se la llevó dándonos un raro argumento de limpieza. A su regreso trajo una decente lágrima con la excusa y reconocimiento que era una roña lo que había traído anteriormente y que “no tenía nada que ver....”(sic).
La vuelta a la capital fue difícil. Si bien habían 4 carriles antes de llegar a capital por Av.Libertador, yo me hice la piola y poco menos pasaba por la vereda al grito de Mandarinaaaa!. Mi paciencia y viveza me llevó a elegir la Av.Santa Fé que es paralela a Av. Libertador en provincia. El paso nivel en obras me hizo retomar la avenida. Mas adelante viendo que otros se mandaban a la derecha me mandé yo tambien. Paso nivel habilitado. EESAAAA!!!! Llegando a la otra avenida, cola de autos. Ufaaa. Estaban arreglando la avenida se suponía aunque las obras parecían como si fuera a pasar un subte. En la esquina había una estación Shell por la que pasaban todos los autos ya que el paso por la calle, estaba cortado y vallado. Habían unos tanques con las vallas naranjas de plástico que los unían. Pero habían 2 tanques separados sin valla por el que pasaban lentamente de a uno los autos. Un ortiba de la estación nos empezó a hacer señas para que diéramos la vuelta en contramano por la callecita angosta y volvieramos a Libertador. Yo justo tenía que pasar y el guacho me cruza el tanque de modo que no pueda pasar. Pega media vuelta y se va, cagándonos a toda la fila de autos que quedamos encajonados sin saber que por ahí no se podía cruzar la avenida salvo pasando por la estación.
Como flecha indignada y montada en furia bajé y corrí el pesado barril dejándome un tirón en el pecho que me duró casi una semana. Lo moví unos centímetros y esperé que mi cálculo no fallara. Arranqué antes que veniera el tarado, y empecé a pasar. Mi amigo me dice, no pasa, no pasa.... Va a pasar pensé. Y PASOOOO!!!! Sin un toque! Je, qué cálculo mamita.... Salí a la avenida y tenía que alejarme como 5 cuadras para poder retomar. Hice la gran willy en el primer cruce y retomamos camino a la capital.
Carriles disponibles: solo 2. Ley de Murphy presente. Tránsito a más no poder y lento. Otra vez traté de meterme por donde los otros no se animaban.
De ahí hacia Cabildo. Pensé y si agarro Cramer??? Allá vamos. Mis amigos ya no sabían dónde estaban. Si era provincia, si era capital, si iban o si venían.
Cramer como de costumbre lleno de domingueros y mi impaciencia increscendo. Los otros dos santos seguían en la suya pero ya con la cola perdiendo su redondeada forma. Finalmente llegando a Palermo Hollywood se planteó tomar algo. Aterrizamos literalmente en Olsen y nos castigamos con unos MINTs acompañada de una tablita con arenques y caviarcito a discreción. Muy rico y reparador, bajo las estrellas en el jardín a la luz de las velas.
Buenos Aires, no das descanso. Por supuesto que ese no fue el último tramo sino que fue el previo a otro que ya acontenció a la madrugada con show y más copas. Salú!

Retorno con gloria

Aca estamos de regreso. Solo eso. Feliz luego de un par de corazones rotos. Los míos. Ya sé que tengo uno pero se partió como si fuera más de uno. Igual acá estoy. Más fuerte que nunca. Porque esa es la ley primera. Porque como buena Vengadora de Palermo, JAMAS SERE VENCIDA ;)
Se produjo un error en este gadget.